Egipto: El acoso sexual de menores y un cambio de curriculum

1461831_543504785735548_158165015_n

(A huge thank you to the incredible Zaha Kheir (zaha@kheir-translations.at) for translating this post)

Su pequeño brazo se alzó con valentía y entusiasmo cuando dijo “¡mi padre lo hace!” La pequeña Salma, de 4 años de edad, no tenía ni idea del impacto y el dolor que sus palabras iban a causar en sus entrenadores durante los años venideros. Esta viva respuesta le vino a la entrenadora mientras decía “ningún adulto puede tocar las partes privadas de mi cuerpo” al tiempo que con valentía (por supuesto con valentía, pues estamos hablando de Egipto) tocaban sus pechos y apuntaban a sus vaginas para indicar a los pequeños que se encontraban enfrente de ellos a qué se estaban refiriendo. Sesiones privadas con la terapeuta infantil revelaron que su padre había estado acosando a esta niña sexualmente durante algún tiempo. Cuando la valiente pequeña, junto con el valiente grupito que estaban realizando este trabajo pionero con los niños, decidió implicar a su madre, ésta optó por no creer a su hija. Por el contrario, le intimidó para guardar silencio diciendo que todas las niñas malas que mienten irán al infierno. Al día de hoy Salma sigue sufriendo.

Pero fue el viaje de esta niña y otras historias lo que motivó a este grupo de cambistas a continuar trabajando, a continuar luchando y a continuar promoviendo la necesidad de crecer para que pudieran alcanzar a tantos niños y padres como fuera posible. Se trataba de causar un cambio, de equipararlos con las herramientas y la valentía necesarias para sacar este tabú a discusión pública. Cuando Sara se encontró a sí misma en la casa de una chica de 12 años que había sido víctima del acoso sexual, enfrentándose a su padre, a su hermano y a un culturista que había reclutado para hacer guardia en la puerta de la casa, se dio cuenta de los riesgos que tenía que correr si iba a convertir sus sueños en realidad. Pero tal vez fuera el hecho de que la madre de la chica era consciente del acoso y que justificaba las acciones de su marido diciendo que ella ya era de edad avanzada e incapaz de satisfacer los deseos del hombre y que, por tanto, sus hijas debían ayudar, lo que causó el mayor impacto. Antes de llegar a esta casa, la niña le había confiado a Sara el acoso y tras haber hablado sobre los riesgos, ambas decidieron enfrentarse a su padre. La valentía de la doceañera Aya mereció la pena. Sea porque las amenazas de Sara de denunciarle pusieron el miedo de Dios en el hombre o porque su enfoque educativo realmente funciona, el padre no ha tocado a Aya en seis meses. Y eso es lo que importa.

2

El pequeño niño que señaló a su compañero de clase de 5 años de edad que le llevaba a los baños para tocar su pene reveló un caso de acoso que el otro niño sufría a manos de su tío paterno. Al explicar la razón de por qué llevaba a su compañero a los baños dijo: “Es mi amigo y le quiero. Le quiero tanto y quería que supiese que le quiero como mi tío me enseña que me quiere a mí”. Los padres de Karim fueron un apoyo muy fuerte y se enfrentaron al tío, cortando toda relación con él. No obstante, optaron por no denunciarle. La mejor historia que Sara cuenta es sobre una niña de 9 años que fue repetidamente atacada sexualmente por el chofer de la familia. Trabajó con la familia hasta que le denunciaron y ahora acompaña a Heidi como terapeuta para superar el trauma.

Seguro que se preguntará, lector, por qué estoy escribiendo este blog sobre acoso sexual cuando siempre he enfocado este blog hacia niños de la calle. La razón está relacionada con la explicación de por qué no recaudo fondos para estos niños. Estoy escribiendo este informe porque no es la pobreza la que trae a estos niños a la calle, es la violencia. Gran parte de la violencia es de carácter sexual y acoso. Así que si una madre o un padre no ha tenido la ocasión de enseñar a sus hijos a decir NO al acoso sexual, entonces estos hijos, independientemente de su edad, son vulnerables a tener que mudarse a la calle algún día.

Mi trabajo con niños de la calle me ha hecho ver tanto lo peor como lo mejor del ser humano. Una parte de lo mejor son las increíbles personas con las que he podido trabajar – todos voluntarios, iniciativas individuales y propias. Una de estas personas es Sara Aziz, fundadora de una ONG llamada SAFE (Sexual Abuse Foundation for Education). Tras estudiar conocimientos del acoso infantil y terapia del mismo en Dinamarca y los EEUU, retornó a El Cairo para escribir un libro sobre niños y diseñar programas de entrenamiento holísticos para niños, padres, profesores, líderes religiosos, trabajadores sociales y voluntarios sobre cómo proteger a niños del acoso sexual. Sara ha obtenido la autorización del ministerio de sanidad para distribuir información acerca del acoso sexual de menores que reciben vacunas. Además, y a pesar de las dificultades inherentes a la burocracia y el gobierno egipcios, Sara ha podido obtener el visto bueno del ministerio de educación para entrar en los colegios y llevar su currículum a los niños que comienzan la guardería. Sara también ha pasado un mes en Filipinas entrenando a 300 trabajadores sociales en el acompañamiento de niños que han sido víctimas de acoso sexual. Fue a Kenia y Tanzania para entrenar a pastores de la iglesia en protección infantil.

Conocí a Sara en un programa de intercambio en Alemania y he trabajado con ella en un plan para que venga a realizar este entrenamiento sobre acoso sexual para mis niños de calle menores de 5 años en el hogar infantil.

Untitled1

Querido lector: Le ofreceré dos cosas; si tiene hijos o tiene responsabilidad sobre niños en un entorno escolar o de otro tipo, contacte con Sara para que ella y su equipo puedan compartir esta increíble oportunidad y experiencia con los niños. En caso contrario, le sugiero que le contacte para ofrecerse como voluntario, obtener entrenamiento y participar en la labor de distribuir conocimiento sobre el acoso sexual y la protección del mismo para que una generación completamente nueva pueda tener una herramienta que puede marcar la diferencia entre una vida en la miserable oscuridad de la existencia como víctima y una vida con el poder que viene con el conocimiento de que cuando otros transgreden los límites, no es tu culpa.

Puede averiguar más acerca de la increíble labor de Sara y SAFE aquí:

Twitter: @safekidseg
Facebook: http://www.facebook.com/safekidseg
Website: http://www.safekidseg.com

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s